Tel. 57 (5)4209610 | Como llegar aqui |EN ES FR

Personal

Los dueños

Kobe y Nele compraron el terreno de Carpe Diem en el año 2011 a otra pareja Belga. Ellos decidieron dar este gran paso porque se enamoraron de la belleza natural de Paso del Mango, de Carpe Diem específicamente. por su naturaleza ilimitada. Desde entonces, ellos han puesto toda su energía y alma en transformar a Carpe Diem en la belleza que se ha convertido ahora.

En los inicios de su estancia en Colombia, Kobe escribió sobre las investigaciones de su doctorado acerca de los conflictos de administración en los parques nacionales de Colombia, que es precisamente la razón por la cual todas las habitaciones de Carpe Diem llevan el nombre de áreas protegidas de Colombia. Bajo este contexto, Nele y Kobe han viajado por los alrededores de Colombia y no dejan de impresionarse con su inmensa diversidad natural y cultural.

Nele inició esta aventura básicamente sin conocer Carpe Diem por lo que dio un salto hacia lo desconocido… de igual forma, pronto se enamoró de las maravillas naturales de la región. A pesar de esto, tampoco tardó en conocer el otro lado de este paraíso, como pasar semanas sin energía eléctrica, los exhaustivos esfuerzos para tener agua potable diariamente, la falta de conexión a internet, y otros detalles que hacen que la gente siga creyendo que vivimos en un mundo con menor desarrollo. Nele disfruta también del baile y salir con sus amigos y familia, actividades que extraña mucho desde que vive en este lugar. Estando aquí, Nele escribió la tesis de su maestría acerca de embarazos adolescentes en Colombia, un tema del cual hay mucho por hablar , dado que el 20% de las adolescentes colombianas están o han estado embarazadas.

Kobe disfruta mucho el trabajo en la finca, ya sea plantando árboles, recogiendo frutos, desyerbando el terreno, o lo que sea necesario; esto con sus altos y bajos que son bien conocidos por cualquier trabajador de lugares como éste.

En el 2013 nació Boris en el hospital de Santa Marta. Roxanne nació dos años más tarde, en nuestra propia casa, Carpe Diem… una experiencia que marcó nuestras vidas!

 

Nele and Jordi

Nele and little Roxanne

Father hiking with young son

Kobe, hiking with his son Boris

Nuestros trabajadores locales

Hacemos nuestro mejor esfuerzo por rodearnos de trabajadores locales; conocer los detalles culturales del lugar es básico para hacer más fructífero el trabajo, además de que es importante aportar a la economía local.

Carolina trabaja con nosotros desde nuestra llegada. Ella es la mejor ayudante de casa del mundo! Además de que cocina delicioso, pero ella prefiere estar en movimiento por Carpe Diem y dejar el lugar impecable y agradable para todos. También nos ayuda en el jardín desyerbando y pantando árboles y flores. Carolina conoce prácticamente todo nuestro jardín por nombre y propiedades de cada planta.

Anna es nuestra chef y lleva poco más de un año trabajando con nosotros. Por su puesto conoce a la perfección la cocina Colombiana; como las arepas; empanadas, sancocho… lo que pidas, ella lo hace! Gracias a nuestro gran amigo Bram, que tiene ya 5 meses ayudando, Anna sabe ahora también preparar platillos belgas y de cocina internacional, como guisados Flamencos, espagueti a la bolognesa y nuestro delicioso y auténtico pan belga hecho en casa.

Jordi es un chico encantador y excelente trabajador, ayudando a Kobe con lo que necesite en el jardín. Dado que creció en la reserva natural de Caoba, conoce mucho acerca de plantas, animales y cualquier tema relacionado con la naturaleza. Si te enfermas, él viene con plantas del bosque para ayudar con las propiedades curativas de éstas. Lo que sea que haga, pone todo el corazón en ello. Ahora se encarga también del trabajo con los voluntarios, estando dispuesto siempre a resolver cualquier duda que tengan.

 

Jordi

Carolina

Anna